Esta Es La Lesión De Bale: Un Edema En El Sóleo

Henderson, Wijnaldum y Milner conforman la medular del Liverpool y no se puede decir de ellos que sean exactamente artistas del balón. A las órdenes de Jurgen Klopp están el fenomenal portero Alisson, el extraordinario defensa Virgil Van Dijk, los trepidantes laterales Trent Alexander Arnold y Andrew Robertson, el comodín James Milner, el capitán Jordan Henderson, los centrocampistas Fabinho y Georginio Wijnaldum, y, sobre todo, los desbordantes delanteros Sadio Mané, Firmino y Mohamed Salah. El Wembley Stadium de Londres, donde juega la selección inglesa albergó por primera vez la final de la Liga de Campeones, 19 años después de la última final de esta competición disputada en el antiguo Wembley, sobre cuyas ruinas demolidas está construido el actual campo.

Ahora bien, el encuentro esta vez será todavía más complicado. Técnicamente es eso, futbolísticamente no o, más bien, no solo. Van Dijk llegó para solventar eso, y en parte lo ha conseguido. El jugador de la Juventus de Turín, Cristiano Ronaldo, el del FC Barcelona, Leo Messi y el del Liverpool Virgil Van Dijk son, tal y como ha comunicado el orgaismo, los tres finalistas para ganar el premio ‘The Best’ al mejor futbolista de la temporada. Este lunes, Leo Messi ganó el premio The Best que le acredita como el mejor jugador de la temporada pasada. El 28 de octubre en la cuarta ronda de la copa de la liga, Tomás sería fundamental para la clasificación del Boro a la siguiente ronda manteniendo el arco defendido de su equipo a cero frente al Manchester United, como lo fue en la temporada pasada frente al Manchester City, en el estadio Old Traffor durante los 120 minutos del partido y atajando los penaltis de Ronney y el de Ashley Young, camiseta los angeles fc siendo este último el que le permitió a su club clasificar a la siguiente ronda.

No hay ningún dato objetivo esta temporada que discuta el papel de favorito del duelo del equipo inglés; imponente en su campeonato -con una colección de 25 victorias, un empate y cero derrotas-, temible por extensión en Europa -fue líder de grupo con 13 de 18 puntos- y con la vuelta en su territorio, Anfield, el 11 de marzo. Los colchoneros se miden en octavos de final al Liverpool, actual campeón de Europa y gran rival a batir en la Champions. El centrocampista de 24 años, llega al club blanco como campeón del mundo y tras rubricar en Brasil un torneo extraordinario, en el que ha acabado liderando el ránking estadístico de la FIFA que reconoce al jugador más completo de la competición. El nuevo Bernabéu se convertirá en el pulmón de la economía del club con un incremento anual de los ingresos ordinarios del club estimado en 200 millones de euros.

Las compañías trabajan ya para agendar vuelos chárter de ida y vuelta el mismo día de la final, pero las previsiones es que dichos trayectos no bajen de los 500 euros. No ha probado nada, aunque no variará mucho de la base que ha empleado en los últimos duelos, con Álvaro Morata de vuelta al once en el ataque tras tres encuentros.

Cuenta que ahora mismo, Tijuana es la base donde personas de muchas nacionalidades están establecidas de forma temporal a la espera de poder cruzar hacia el país vecino del norte. También se espera en el once a Marcos Llorente, que crece cada partido en la alineación inicial en el interior derecho, y Santiago Arias, como lateral diestro. Tras haber estado casi tres meses parado por una operación en el tobillo derecho, ahora Bale tiene que volver a parar, en el tramo decisivo de la temporada. El resto están listos, incluido Diego Costa, que ya se entrena con el grupo desde hace dos semanas, que no ha jugado ninguno de los últimos 16 encuentros por la operación de la hernia discal cervical a la que fue sometido el pasado 21 de noviembre y que está ya solo pendiente del alta médica para volver de inmediato a la competición.

La presión alta es una de las señas de identidad del libreto del alemán, y buena parte de su éxito pasa por Firmino. Conseguir minimizar los riesgos ante la presión alta del equipo de Tuchel va a ser fundamental para lograr un buen resultado.

Entre las funciones del brasileño está marcar goles, por supuesto, pero tiene una presión algo menor en esa faceta con la compañía de Salah y Mané. Es una de las dudas del equipo titular. Ahora bien, ese mismo peligro que puede recibir el Madrid es el que el equipo del Mersey se puede encontrar en defensa. Si bien el Madrid de los Galácticos fue el que propició Florentino Pérez entre el 2000 y el 2006 con el fichaje de los Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham, la política de talonario prosiguió en la segunda etapa presidencial del empresario con la llegada de Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema (2009), y posteriormente de Bale (2013) y James (2014). De todos ellos, solo quedaban el francés y el galés. Previsiblemente lo hará este mismo martes, bien desde el once o bien desde el banquillo. Solari produce división en la grada, porque aunque los resultados no han sido los deseados, ha tomado decisiones comprometidas mandando al banquillo a jugadores que no están a la altura, como Marcelo o Bale.

Cuando parecía que los tres puntos y la primera victoria en el torneo se le escapaba a Países Bajos, Dumfries se presentó como el héroe de la noche para conectar un testarazo a centro de Aké y colocar el definitivo 3-2. Países Bajos tiene trabajo por delante, pero ya está lista para dar batalla de nuevo al máximo nivel.

La selección dirigida por Frank de Boer se desató en ataque y se llevó el gato al agua con un 3-2 de infarto que se ajustó a lo visto sobre el terreno de juego. Mientras Modric y Kroos asumen el protagonismo sobre el césped y los elogios fuera de él, el brasileño sufre para encontrar la regularidad que otros años le hizo imprescindible. Hubo doble cambio: Marco Asensio y el canterano Miguel Gutiérrez por Modric y Marcelo.

21.57: Buen centro de Asensio que cortó Buffon. Para los ‘reds’, la solución pasa por una especie de embudo invertido, que en el frente de ataque el campo sea lo más ancho posible y que todo se estreche por el centro cuando ellos tengan que defender. El caso del valencianista Mario Suárez (30) y la modelo balear Malena Costa (27) no es tan dramático como los de Chicharito y Gareth Bale, pero sí que arrastra una especie de gafe.

El partido se estabilizó, como si se firmase una tregua. Tan solo seis minutos después, Dumfries profundizó por la derecha, el rechazo quedó en los pies de Weghorst y Países Bajos colocó un 2-0 que parecía matar el partido. Los tantos de Wijnaldum, Weghorst y Dumfries colocan a Países Bajos como la gran favorita del Grupo C tras superar una prueba de fuego. Dumfries cabalgó por la banda, su atropellada jugada dejó la conducción en un balón muerto en la frontal del área y Wijnaldum inauguró el marcador.

Cuando era alumno de ésta, él y sus amigos metieron un ratón muerto en el tarro de caramelos de la tienda de la señora Pratchett, lo que les costó padecer la vara habitual de las escuelas británicas. Era la prioridad de la temporada, por lo que la Champions pasaba a un plano secundario, pero el paseo triunfal que ha resultado el campeonato doméstico ha vuelto a poner en el punto de mira el doblete. Su estilo es antitético del de Simeone en el Atlético, aunque ambos equipos se encuentran en un punto en común, y es que no necesitan aparentar que están dominando para ganar. Simeone ha aprovechado para dar instrucciones a varios de sus jugadores. Trent Alexander-Arnold será, en principio, el lateral derecho que se tendrá que cruzar con Cristiano Ronaldo, uno de los jugadores más diferenciales del mundo.

En el resto de posiciones, Jan Oblak es indiscutible en la portería, igual que Felipe Monteiro en el centro de la zaga, Koke Resurrección y Thomas Partey en el medio campo y Saúl Ñíguez ya sea en esa línea o en el lateral zurdo. Un remate de Pulisic a centro raso de Mount que se marchó desviado y un error de Marcos Alonso en el mano a mano con Alisson, que encimó perfecto y se llevó un buen golpe en la rodilla, fueron las más claras de los de Thomas Tuchel, que recibieron el impulso definitivo cuando Mohamed Salah, a la media hora, se echó al suelo y pidió el cambio.